El sarro, el enemigo de nuestra salud bucal

El sarro, el enemigo de nuestra salud bucal

El sarro, llamado también cálculus o tártaro dental, es un conjunto de depósitos minerales que se encuentran en muchas ocasiones en nuestros dientes,  son pequeñas bacterias vivas que reflejan el resultado de la acumulación de restos de comida alrededor de los dientes.  Es la calificación de la placa bacteriana.

Eliminar el sarro es una forma de minimizar la aparición de caries y problemas con las encías. Una boca con sarro tendrá problemas de sangrado en las encías, mal aliento y hasta podría llegar, en un caso extremo, a la pérdida de una pieza dental.

¿Cómo eliminar el sarro de nuestra boca?sarro dental

Para mantener una boca libre de sarro es necesario realizar 3 veces al día:

  1. Pasar el hilo dental antes del cepillado para eliminar los restos de comida más grandes.
  2. Limpiarse la boca con un cepillo de dientes blando. No utilizar mucha pasta dental. Limpiarse con mucha atención la parte trasera de los dientes que es el lugar donde más sarro se puede llegar a acumular.
  3. Pasarse la seda dental entre los dientes para eliminar los restos de comida  más pequeños que el cepillo de dientes no ha podido extraer.
  4. Utilizar enjuague bucal antisarro para eliminar el sarro reciente

Para mantener una boca sin sarro es necesario realizar estos 4 pasos tres veces al día. No obstante, es aconsejable acudir al dentista 1 o 2 veces al año para realizar una limpieza bucal exhaustiva.

Según especialistas del sector un 21,4 % de los españoles sólo se cepilla una vez al día los dientes y un 2,5 % no lo hace nunca. El 96 % de los adultos españoles sufre algún tipo de enfermedad periodontal, como el sarro, por falta de hábitos de higiene dental.