Estética dental

Estética dental
Estética dental
Devuélvele el blanco a tus dientes con nuestro blanqueamiento dental o corrige su forma gracias a las carillas

 

Blanqueamiento dental

El color de un diente viene determinado, desde que nacemos, por la tonalidad del núcleo del diente (dentina) y por la transparencia y capacidad de refracción de la luz por el esmalte.

El color del núcleo no se altera, sin embargo, con el tiempo el esmalte se va tiñendo a base de sustancias colorantes como pueden ser el tabaco, los pintalabios, el café, el té, el tomate, etc.

En consecuencia, el blanqueamiento dental consiste en eliminar del esmalte, por medio de sustancias químicas, todas aquellas partículas que alteran su color original.

 

Prótesis de Zirconio

Básicamente existen dos formas de rehabilitación protésica sobre implantes: La prótesis fijas en zirconio o en metal-porcelana, que nos proporciona el mayor nivel de estética, comodidad y función, y la prótesis removible (de quita y pon), realizada en resina y que supone una opción más económica al ser un tratamiento menos sofisticado, (sin dientes) y que necesitan más mantenimientos.

Estos encerados se incluirán en revestimientos especiales resistentes a altas temperaturas, y se procede al colado en metal con distintas aleaciones. Después se monta la cerámica sobre las estructuras metálicas, dependiendo del tipo de prótesis fija a realizar, ya que también existe la posibilidad de realizar las coronas y puentes en porcelana pura (sin metal) o sobre una base de un material blanco llamado alúmina o zirconio que en este último caso se utiliza la innovadora tecnología CAD-CAM.

 

Carrillas de Composite

Son finas láminas de porcelana, de aproximadamente 0,3-1 mm. de espesor, que se colocan cubriendo toda la superficie anterior de los dientes. Se unen fuertemente al diente por medio de un adhesivo especial.

La unión es tan fuerte que una vez colocadas no se pueden retirar a menos que se rompa la carilla. Se emplean fundamentalmente para enmascarar anomalías del color de los dientes que no pueden tratarse mediante el blanqueamiento convencional. También se emplean para disimular alteraciones en el tamaño o forma dentales, confiriendo al diente un aspecto más ideal.

Sus principales ventajas son su poder de adhesión, resistencia a la abrasión y la gran sensación estética. Prácticamente no hay que reducir el diente para colocarlas. Una vez cementadas, el paciente puede comer con normalidad. Muchas personalidades de la vida pública y medios de comunicación hacen uso de esta técnica para conseguir una sonrisa más atractiva.

 

Contornear la forma de los dientes

Se trata de una técnica que mejora la estética de la boca. Se esculpen, se reforman y se lijan los dientes en determinados puntos para conseguir una armonía perfecta. Es un tratamiento de odontología estética que consiste en retirar o corregir la capa externa del diente, lo que se conoce como esmalte dental, para así modificar la longitud, la forma y la superficie de cada pieza dental.

Se suelen eliminar pequeñas cantidades, según en cada caso, a veces trozos casi milimétricos pero que en conjunto van a mejorar notablemente la apariencia general de la dentadura. Esta técnica también se utiliza para eliminar imperfecciones dentales u otras superposiciones, debido en ocasiones a la acumulación de la placa bacteriana, con lo que se reduce el riesgo de caries u otros enfermedades.

 

Surgiderm®

Se trata de una técnica que consiste en un relleno con ácido hialurónico de origen no animal para suavizar las arrugas del contorno y añadir volumen a los labios. Es un tratamiento estético con ácido hialurónico con el que embellecemos la sonrisa. El ácido hialurónico es una sustancia que se encuentra presente en la dermis de forma natural y constituye un componente importante de la estructura de la piel. Gracias a sus efectos hidratantes y voluminizadores, Surgiderm® permite perfilar, suavizar las arrugas del contorno peribucal y añadir volumen a los labios, todo para complementar los tratamientos estéticos que se realizan en la clínica.

Con este tratamiento se consiguen resultados estéticos inmediatos y duraderos, así como un aspecto y una sensación natural. Los efectos se prolongan entre 9 y 12 meses en el tratamiento de arrugas.