Alivia el dolor de muelas con remedios caseros

Alivia el dolor de muelas con remedios caseros

El dolor de muelas es una dolencia muy común que provoca en la mayoría de casos un malestar general y un dolor bastante intenso en el paciente. En muchas ocasiones, sufrimos dolor de muelas por causas diversas y nos es imposible acudir al dentista de forma inmediata, y además no queremos saturarnos de diferentes calmantes y medicamentos. Por ello, optamos por algo más natural y acudimos a aquellos trucos que siempre han existido y cuya eficacia no está comprobada científicamente, pero que sí ayudan a aliviar el dolor en muchos de los casos. En otros remedios caseros, los más populares son estos:

  1. Clavo y ajo. El clavo de olor es uno de los remedios más populares por sus propiedades antisépticas y es rico en eugenol que actúa como calmante natural. Puedes utilizar el aceite de clavo y aplicar unas gotas sobre la muela o hervir los clavos y realizar un enjuague. Además, también el ajo es útil por sus propiedades antiinflamatorias e incluso una cebolla o perejil. Mastícalo crudo un par de veces al día y calmará el dolor.
  2. La sal también puede ayudarnos en una infección leve por su poder antiséptico. Añade una cucharada de sal en agua templada y cuando se disuelva, realiza un enjuague.
  3. Whisky y aceites. Una bebida alcohólica puede aliviar el dolor al anestesiar la zona. Debe emplearse con un algodón aplicado en la muela afectada o utilizarlo como un enjuague bucal.  Otro producto, el aceite de coco puede aliviar la molestia, utilizado con un bastoncillo o unas gárgaras con vinagre de manzana también pueden ayudar.
    Dolor de muelas

    www.imujer.com

  4. También es útil el té negro debido a que contiene ácido tánico, un analgésico que reducirá el dolor. Debes calentar en agua una bolsita de té para que suelte la teína y aplicarla en la zona a temperatura ambiente.
  5. Y como no, acude al frío a través de una pequeña bolsa de hielo o compresas frías cubiertas con un paño fino y colocadas en el lado donde tenemos el dolor. Ayudará a aliviar la dolencia y la inflamación.

Ante todo, estos remedios solo reducen las molestias y normalmente de forma temporal. Por lo que, sin duda, el mejor medio de combatir el dolor de muelas es acudir a un profesional que diagnostique el tratamiento y solucione el problema de manera definitiva.