Consejos para lucir una sonrisa de cine en otoño

Consejos para lucir una sonrisa de cine en otoño
Consejos para lucir una sonrisa de cine en otoño

Nuestra sonrisa es la base de todo, es nuestra imagen ante el resto, a nivel laboral, social y en cada una de nuestras relaciones. Cuidar la sonrisa y tener una boca sana es tan importante como la higiene personal diaria. De vuelta ya a la rutina, en octubre ya no hay excusas. Otoño da la bienvenida a una época donde las temperaturas bajan y nuestra boca puede sufrir cambios, por ello, hoy os damos una serie de consejos para lucir una sonrisa de cine.

  1. La higiene diaria es el punto de partida de toda salud bucal. Una limpieza después de cada comida y al menos 3 veces al día. Al cepillado, súmale la seda dental y algún enjuague que refuerce la higiene y mantenga la cavidad bucal fresca y limpia durante más tiempo. En este caso, es importante que acudas a un profesional para que te aconseje el colutorio perfecto para tu boca.
  2. Es importante que vayas renovando esa higiene y prestes mucho atención al cuidado de tu cepillo dental, que debe cambiarse cada 3 meses o cuando las cerdas no estén en su estado óptimo. Debes, no solo limpiar los dientes, sino también el paladar, lengua y encías.
  3. Elimina de tu dieta los alimentos que pueden perjudicar tu boca e incorpora los adecuados. Evita las bebidas carbonatadas, ácidas (zumos) y para el vino, té y café, utiliza una pajita para que tus dientes no se tiñan. Elimina los azúcares de tu dieta, tan dañinos para los dientes. Pueden provocar el aumento considerable de caries.
  4. Aumenta el consumo de alimentos que contengan proteínas, así como flúor, calcio y todo tipo de vitaminas que refuercen tu salud general y por tanto, la de tu boca.
  5. Acude a tu dentista, como mínimo, dos veces al año, para prevenir posibles problemas bucales y realizar una limpieza profesional de tu boca.

Estos son algunos consejos para lucir una sonrisa de cine en otoño. Recuerda la importancia de mantener una higiene bucal como la base de todo. Tus dientes te lo agradecerán, y tu salud general también.