Hábitos que dañan la salud bucal de los más pequeños

Hábitos que dañan la salud bucal de los más pequeños
Hábitos que dañan la salud bucal de los más pequeños

La salud bucal de los bebés es incluso más importante que la salud bucal de una persona adulta, pues es desde esa edad temprada donde se pueden prevenir muchos problemas posteriores si cuidamos la higiene de forma adecuada. Creemos que por no tener aún dientes, no se ha de cuidar la boca de los bebés. Sin embargo, existen un gran número de hábitos que pueden perjudicar la salud bucal de los más pequeños. Toma nota y manten a raya estos prácticas si quieres prevenir problemas bucales.

  • Hábitos que perjudican la salud de los bebésChuparse el dedo es uno de los hábitos más comunes en los bebés y algunos de ellos alargan esta práctica a lo largo de la infancia. Se trata de una de las costumbres más perjudiciales que afecta al desarrollo y posición de los dientes, de los huesos maxilares y puede provocar oclusión. Puede provocar deformidad en la boca y si se mantiene, a partir de los 4 años los huesos no se desarrollan de forma correcta.
  • El chupete hace referencia a otros hábitos muy comunes en los más pequeños. El primero de ellos es el abuso innecesario del mismo. Puede provocar malformación, mala posición dental y conlleva riesgos para la salud dental si no se quita a tiempo. Lo más recomendable es apartarlo del bebé a partir del primer año de edad. Además, otra práctica que se suele realizar es mojar el chupete en diferentes líquidos azucarados o propiamente en azúcar. Hábito que puede provocar caries infantiles o caries del biberón hasta los 5 años de edad.
  • La higiene bucal es tan importante en adultos como en niños, por ello es fundamental lavar los dientes de los más pequeños con un cepillo suave tres veces al día, cuando empiezan a tener más piezas para prevenir la caries y eliminar los restos de comida. Además, aunque no tengan aún dientes, se recomienza limpiar las encías con una gasa húmeda sobre todo después de las comidas o antes de dormir.
  • Evitar el exceso de flúor en los más pequeños hasta por lo menos los 6 años de edad. Por ello, es recomendable utilizar dentífricos específicos para su edad.
  • Hay que evitar el consumo de dulces como golosinas o productos o bebidas azucaradas pues pueden producir muchos problemas dentales durante la infancia.

Estos son sólo algunos de los hábitos que hay que evitar para que los más pequeños de la casa pueden mantener una buena salud dental. Recuerda la importancia además de acudir a un especialista para prevenir posibles problemas y establecer así una rutina de higiene que favorezca la salud del niño desde sus primeros años de vida.