Tratamientos dentales para los más pequeños

Tratamientos dentales para los más pequeños

Cuando nuestros pacientes son niños necesitan unas atenciones especiales y unos tratamientos específicos. En su caso, es fundamental contar con un correcto cuidado dental ya que desde la infancia se establecen las bases para que en la edad adulta tengan una buena salud dental.

En primer lugar, todo nuestro equipo es consciente que es fundamental que se sientan a gusto en nuestras clínicas, para que ir al dentista no se convierta en una situación que genere miedos.

Hay que conseguir por todos los medios que disfruten de la visita explicándoles de forma lúdica el tratamiento que se le va a realizar al mismo tiempo que conseguimos que se vayan concienciando de lo importantes que son las visitas periódicas y el cuidado de sus dientes.

Entre los tratamientos que más realizamos entre los niños podemos encontrar:

  • Limpieza dental: Es también uno de los procedimientos más realizados en la edad adulta ya que en ambos casos es fundamental para tener una buena salud buco dental. Muchas veces los niños se cepillan pero no el tiempo necesario o no llegan a todas las partes de los dientes. Con la limpieza completamos esta acción, aseguramos que no queda sarro y evitamos la formación de caries.
tratamientos dentales niños

blogs.hoy.es

  • Extracciones: Intentamos que sea la última opción especialmente en los niños pero en alguna ocasión si la caries es muy severa debemos realizarla para evitar complicaciones mayores.
  • Flúor: Con este tratamiento ayudamos a prevenir las caries en los niños especialmente susceptibles a este problema.
  • Empastes de composite: Los utilizamos para reconstruir piezas dentales consiguiendo el mismo tono que el diente original y devolviendo su estética y funciones.
  • Ortodoncias: Al igual que en la edad adulta, recolocan los dientes mal alineados consiguiendo una sonrisa más bonita y una buena mordida.
  • Retenedores de espacio: Entre los pequeños son comunes caídas o golpes que afectan a los dientes y provocan su pérdida. Si esto sucede, con los retenedores logramos conservar el espacio necesario para cuando aparezcan los dientes definitivos y evitamos que el resto se puedan mover.