¿Cuál es la hora correcta para cepillarnos los dientes?

¿Cuál es la hora correcta para cepillarnos los dientes?
¿Cuál es la hora correcta para cepillarnos los dientes?

Mantener una salud bucal óptima y adecuada implica cepillarse los dientes una serie de veces al día para mantener a raya la caries y lucir una sonrisa agradable así como un aliento fresco. La higiene bucal es clave para tu dentadura y para evitar multitud de enfermedades dentales. En muchas ocasiones, no le prestamos la suficiente atención a la higiene de nuestra boca y reducimos el cepillado a uno sólo al día, pero ¿sabes cuál es la hora correcta para cepillarse los dientes?

En la cavidad bucal existen multitud de bacterias que si no mantenemos a raya de forma constante pueden hacer surgir problemas como la caries, la periodontitis o gingivitis. Las bacterias se fijan en los dientes y son eliminadas gracias a la lengua, la saliva y el cepillado. Es por ello fundamental, llevar a cabo una higiene bucal completa y adecuada de forma diaria para frenar la formación de problemas o enfermedades dentales.

Cepillarnos los dientes después de cada comida es lo ideal para mantener una salud bucal adecuada. Los restos de los alimentos se van fijando en nuestras piezas y se multiplican las bacterias, que van produciendo ácido y dañando el esmalte de los dientes. Tres cepillados al día, mañana, mediodía y noche, es lo ideal para una buena correcta higiene dental, pero destacamos sobre todo el cepillado nocturno como algo esencial para nuestra salud bucal.

Durante el sueño, los movimientos de la boca son muy reducidos y apenas salivamos por lo que las bacterias y restos de alimentos están en contacto con nuestra dentadura durante muchas horas, y es ahí cuando somos más vulnerables a la proliferación de enfermedades dentales. El cepillado nocturno es el más importante del día y ayuda a evitar también problemas de mal aliento y halitosis.

Cepillar los dientes por la noche es un hábito clave que debe adquirirse desde la infancia para proteger nuestros dientes y nuestra dentadura. Reduce el crecimiento bacteriano y favorece la salud de nuestras piezas. Dedica tiempo a tu higiene bucal y tus dientes así te lo agradecerán.