La recesión gingival

La recesión gingival

La recesión gingival se caracteriza por una inflamación de las encías y posteriormente, como su propio nombre indica, se produce una recesión. Esto provoca que queden al descubierto partes del diente que anteriormente no lo estaban causando problemas e incomodidad

Hay diferentes causas que pueden provocar esta patología como por ejemplo:

  • Gingivitis debido a la placa dental que se va acumulando
  • Cepillado agresivo que daña los dientes y las encías
  • Mala colocación de los dientes
  • Predisposición genética
  • Tener poca encía (delgada) o débil
  • Bruxismo
  • Malos hábitos como por ejemplo, morderse las uñas
  • Una tracción excesiva causada por el frenillo
  • Tratamientos incorrectos de ortodoncia

La recesión gingival se puede prevenir si tenemos una buena higiene bucal y realizamos una limpieza mínimo una vez al año. Si por el contrario  ya ha empezado la recesión, existen varios tratamientos quirúrgicos  para combatirlas ya que no se regenerar por sí solas. Nuestro equipo de profesionales valorará la opción que mejor se adapte a cada paciente para solucionar el problema con la mayor eficacia.

recesión gingival

dolordered.com