La salud de tus encías

La salud de tus encías
La salud de tus encías

Las encías son una parte clave de nuestra salud bucal y forman parte de nuestra sonrisa. Una encía sana y cuidada hará que luzcas unos dientes perfectos y una sonrisa radiante. Es importante controlar el estado de nuestras encías para así poder mantenerlas siempre en perfecto estado o acudir a un especialista en caso contrario. Para ello debemos tener en cuenta una serie de aspectos que hoy os queremos explicar. Se trata de pistas para ayudarnos a descartar o conocer el inicio de una enfermedad periodontal.

  • Existen diferentes síntomas que nos pueden alertar de que nuestras encías no están sanas, como por ejemplo, el sangrado al cepillarnos, mal sabor o mal olor en la boca, sensibilidad dental o incluso aparición de pus o sustancias similares. También pueden formarse bolsas profundas entre las piezas dentales y las encías lo que revela un mal estado de salud del tejido gingival. Son síntomas y molestias que sufren gran cantidad de personas a partir de los 30-35 años y el origen está en la placa bacteriana, lo que da lugar en un futuro cercano a la gingivitis o periodontitis.
  • El color es un signo clave para conocer el estado de salud de nuestras encías. Éstas deben ser de un color rosado, lo que indica que la irrigación sanguínea es la correcta. Si por el contrario, tu color es más oscuro, en una tonalidad rojiza y además sangra, es una señal clara de alerta. También las personas fumadoras pueden presentar melanosis gingival y sus encías son más oscuras.
  • La raíz también nos puede alertar de problemas periodontales. La encía debe cubrir por completo la raíz de cada pieza dental para proteger a nuestra dentadura de factores externos. Si por el contrario en tu dentadura puedes apreciar alguna raíz, es que sufres retracción de las encías, por lo que puede existir un problema bucodental que debe identificarse para que no vaya a más.
  • Otro factor que nos puede alertar de una posible enfermedad bucal es el tamaño de la encía. Si presenta hinchazón o no es del tamaño adecuado, debes acudir a un especialista para identificar las causas.

Lo importante para mantener unas encías sanas es que acudas de forma periódica a que un profesional revise tu salud bucal y que además sigas unos hábitos de higiene saludable. Cepillar tres veces al día, utilizar hilo dental y dentífrico específico para encías o cambiar el cepillo cada 3 meses, entre otros consejos.