Malos hábitos para nuestra salud bucal

Malos hábitos para nuestra salud bucal
Malos hábitos para nuestra salud bucal

La salud bucal y el estado de nuestras piezas dentales puede verse afectada por una serie de hábitos que en muchas ocasiones realizamos sin darnos cuenta pero que pueden perjudicar gravemente nuestros dientes. Por ello, hoy queremos informaros sobre algunas acciones dañinas para la boca. Es momento de prestar atención y modificar algunos hábitos si quiere proteger la salud de sus dientes.

  • Algunos de esos malos hábitos empiezan con el cepillado dental. Un mal e inadecuado cepillado puede dañar nuestras piezas dentales. Evita cepillarte los dientes con mucha fuerza, ya que eso no va a eliminar más bacterias ni más restos de comida, sino que provocará daños y desgaste en el esmalte y recesión gingival. El cepillado debe ser suave y con movimientos circulares.
  • No te cepilles los dientes antes de tomar alimentos ácidos ni justo después de hacerlo. Hay que esperar al menos media hora para cepillar los dientes ya que si te cepillas inmediatamente después puedes generar daños en el esmalte de los dientes, que en ese momento está debilitado. Y lo mismo ocurre antes del consumo. Tu boca quedará indefensa ante estos alimentos ya que la higiene elimina la secreción salival, lo que protege tu boca de los ácidos.
  • Morder un lápiz también es un mal hábito que puede dañar nuestras piezas, ya que con el tiempo, los dientes y el esmalte se pueden desgastar e incluso mover.
  • Apretar los dientes y rechinarlos también provoca desgaste y rotura de nuestras piezas dentales. Es lo que se denomina bruxismo y puede solucionarse con una férula dental.
  • Hay ciertos medicamentos que pueden provocar el síndrome de la boca seca y eso provoca que la cavidad bucal pueda estar más expuesta a caries y otras enfermedades de encías debido a la falta de humedad. En este caso, se debe buscar una alternativa para incrementar la secreción salival.
  • Otro problema que puede afectar a nuestros dientes es la acidez estomacal. Ese ácido sube hasta nuestra boca y puede provocar daños en el esmalte. Y lo mismo ocurre con episodios de vómitos frecuentes, lo que produce gran desgaste en los dientes. Es importante enjuagarse la boca con agua y esperar media hora antes del cepillado dental.

Estos son algunos hábitos que pueden perjudicar seriamente el estado de nuestras piezas dentales. Toma nota y evita este tipo de acciones si quieres mantener una salud bucal en perfecto estado. Ante cualquier duda, ponte en manos de un profesional. En Dental Vallès cuidamos de tus dientes con tratamientos personalizados y a la medida de cada paciente.